¿Realmente dónde está el infierno? 0

El escándalo de los miles de abusos sexuales ejecutados por sacerdotes en Pensilvania tenía un protocolo sistemático para captar víctimas y encubrirse entre ellos.

Déjanos tus comentarios
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *