¿La Tercera Guerra Mundial se acerca? Estos tres eventos podrían detonarla 0

El planeta, a pesar de contar con un estatus oficial de paz, padece hoy en día situaciones por las que muchos alegan que no es descabellado pensar en la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial.

Los escépticos comparan constantemente los eventos de la actualidad con aquellos que desencadenaron las dos primeras confrontaciones globales que midieron el poderío militar de las grandes alianzas bélicas. Ciertamente, vivimos en una época distinta. Los tratados, acuerdos, convenios y leyes firmados por los regentes mundiales y los organismos internacionales han acercado a los líderes y les han dotado de facilidades diplomáticas.

Es claro que una Tercera Guerra Mundial no ocurriría de la misma manera que sus antecesoras. Tampoco duraría lo mismo. Quizá, incluso no sería muy diferente de lo que vivimos ahora. Sin embargo, ¿qué tan cerca podemos decir que estamos de una guerra? ¿Quiénes la librarían y dónde? Si el terrorismo y las tensiones no han podido desatarla en su totalidad, ¿qué podría hacerlo?

Aquí exploramos tres posibles detonantes de la Tercera Guerra Mundial:

1. La amenaza de Corea del Norte

Los norcoreanos combinan dos potenciales amenazas que tienen al mundo en alerta. La primera de ellas es su proyecto de desarrollo armamentístico, con el cual ya han realizado numerosas maniobras y ensayos bélicos con armas de destrucción masiva, tales como misiles balísticos de largo alcance. Hace dos días, Corea del Norte lanzó un misil que cayó en espacio marítimo japonés, levantando las críticas internacionales y también la tensión en la península asiática. No es la primera vez; hace semanas, llevó a cabo el lanzamiento de varios misiles, también con destino a las cercanías de la costa nipona.

La segunda amenaza la encarna el líder de la nación, Kim Jong-un. Mandatarios volátiles y beligerantes como él, y sobretodo estando en compañía de otros, como Vladimir Putin y Donald Trump (los presidentes de las naciones con el poder bélico más grande del mundo, Estados Unidos y Rusia, junto a China), quienes no tienen fama de demostrar tacto alguno al relacionarse con sus vecinos, podrían llevar las tensiones a algo más.

Aunado a ello, Corea del Sur no parece encontrarse en su mejor momento. Los surcoreanos se encuentran enfrascados en una gran polémica por el caso de corrupción de su expresidenta Park Geun-hye, que ha erigido una crisis política en la nación. ¿Qué ocurriría si Corea del Norte continúa irrefrenable en sus prácticas de guerra y Estados Unidos decide atacar como medida preventiva?

2. El Estado Islámico

El terrorismo no tiene limitaciones y múltiples ataques se han suscitado en los últimos años (el más reciente de ellos en la ciudad rusa de San Petersburgo), poniendo en peligro a los ciudadanos de diferentes naciones, muchas de ellas potencias económicas y militares. El grupo terrorista Estado Islámico está adjudicándose el título del grupo armado más violento y radical del tiempo moderno. Si bien no puede llamarse Guerra Mundial a una “guerra contra el terrorismo”, la intervención del Estado Islámico como un catalizador para la Tercera Guerra Mundial es una opción.

El conflicto en Siria, sumida en la anarquía y la guerra civil entre el régimen y los rebeldes, atrajo la atención de Rusia, cuyo apoyo fue vital para la recuperación de la ciudad de Alepo. Por su parte, Estados Unidos insiste en Irak y en eliminar de una vez por todas al Estado Islámico, pero los diversos conflictos en el Medio Oriente podrían acabar enfrentando los intereses rusos con los intereses norteamericanos. Ya ocurrió un incidente en un ataque aéreo en la ciudad de Deir ez Zor, en el que la aviación estadounidense mató a varios militares siros por error. ¿Qué sucedería si sucediese una equivocación más grave?

3. El ciberespacio, el nuevo frente de batalla

Una Guerra Mundial en el tiempo presente podría diferir tanto de las dos anteriores, que ni siquiera tendría que llevarse a cabo en los campos de batalla, a nivel físico.

La información ha pasado de estar en archivos a estar en la red, y la red es un espacio donde pueden fraguarse movidas silenciosas y letales. Esto solo propicia a que crezcan rumores como el de la injerencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, y a nadie le conviene que estos rumores proliferen, pues aumentan la desconfianza, la incertidumbre y las posibilidades del estallido de un conflicto real.

El contenido intelectual ahora puede robarse a distancia, y bien podría llegar a desarrollarse una guerra por su posesión. Aún cuando pensemos que una guerra por Internet sería más “sutil”, lo cierto es que las consecuencias de un robo masivo de secretos que pongan en riesgo la seguridad nacional de algunos países podrían ser devastadoras.

Considerando que en el 2016 se rompió el récord en ventas de armas a nivel mundial, y que para este 2017 se espera que estas superen los 100 mil millones de dólares, representando el incremento del 6% en un año, es imposible no preguntarnos… ¿Se está preparando la humanidad para otro episodio sangriento en su historia?

Te interesa: Estados Unidos responde con 50 misiles al ataque químico en Siria

Déjanos tus comentarios
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *