¿Están dadas las condiciones para una guerra entre Corea del Norte y EEUU? 0

Advertencias, sanciones y amenazas se han convertido en algo habitual entre Corea del Norte y Estados Unidos en los últimos meses y la tensión no parecen disminuir.

La preocupación colectiva crece ante la escalada del conflicto entre ambos países y una duda permanece: ¿están dadas las condiciones para una guerra entre Corea del Norte y EEUU?

Corea del Norte ha realizado un gran test nuclear. Sus palabras y acciones continúan siendo hostiles y peligrosas para Estados Unidos…”, Donald Trump vía Twitter.

La situación continúa siendo confusa, aunque la mayoría de los expertos dirían que es poco probable que se llegue a una guerra entre estas naciones, nadie es capaz de descartar por completo esta posibilidad.

Esa opinión se debe a una sucesión de factores, algunos de los cuales descartan un conflicto armado mientras que otros lo hacen un poco más tangible.

Líderes autoritarios

Dicen que la política es un arte, y eso se debe a que para mantener la paz en tiempos de discordia es necesario disponer de una retórica diplomática, una paciencia sólida y gran habilidad para la persuasión sutil.

Sin embargo, estas cualidades parecen faltar en las políticas de Donald Trump y Kim Jong-un, pues ambos líderes han demostrado ser autoritarios y directos al momento de expresar sus opiniones.

Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte y pagando dinero de extorsiones por 25 años. ¡Hablar no es la respuesta!” Donald Trump vía Twitter.

Si bien hasta ahora el conflicto se ha mantenido en el lado diplomático con sanciones hacia el régimen de Pyongyang, las tensiones han desatado una serie de amenazadores discursos entre ambos mandatarios.

El duro intercambio de palabras entre los Gobiernos prende las alarmas, pues denotan su inclinación a enfrentarse en el campo de batalla si se da la ocasión.

Presión internacional

Otra factor de gran relevancia es la opinión internacional y en especial la presión que otras naciones puedan ejercer en esta disputa.

El país norteamericano es quien goza de mayor apoyo de la comunidad extranjera, que está dispuesta a intervenir con soluciones diplomáticas para evitar que se llegue a las armas.

Te interesa: Trump: La acción militar es “ciertamente una opción” ante Corea del Norte

Pero Corea del Norte también tiene un respaldo importante de parte de China y Rusia, que si bien solo son dos países, se encuentran entre las potencias más importantes del mundo y ambas tienen conflictos políticos con Washington, un detalle que le dan gran peso a su posición.

Arsenal armamentístico

Este es posiblemente el factor más preocupante de todos, pues ambas naciones poseen una fuerza armamentística considerable, que podría decantar en la explosión de un conflicto sin precedentes.

Tanto EEUU como Corea del Norte se han avocado en los últimos años a desarrollar todo tipo de armas, destacan entre ellas misiles intercontinentales y especialmente ojivas nucleares.

Te interesa: ONU advierte “espantosas consecuencias” por acciones armadas en Corea del Norte

Hasta ahora las únicas bombas nucleares utilizadas en un conflicto fueron las de Hiroshima y Nagasaki, cuyas efectos aún perduran en la memoria global, debido a la ferocidad de sus consecuencias.

Los avances en la ingeniería armamentística de Norcorea son preocupantes, ya que hasta hace poco se creía que un ataque nuclear de la isla no podría llegar a suelo norteamericano, pero esa idea ha cambiado recientemente.

De acuerdo con Vox, los nuevos ensayos de misiles y el de bomba nuclear probada por Pyongyang han demostrado que el régimen podría desarrollar la tecnología necesaria para construir un misil nuclear intercontinental.

Esta consideración podría hacer del conflicto algo mucho más serio, pues amenazaría directamente a los civiles en suelo americano y sería un motivo concreto para llevar a las naciones a una guerra.

¿Qué impide el conflicto?

Ante todos los factores que podrían desatar una guerra entre estos dos países ¿qué mantiene a raya el inicio de un conflicto bélico?

Las guerras no son agradables para nadie, si bien siempre hay un lado vencedor y uno perdedor, la realidad es que las bajas humanas suceden en todos los frentes, diezmando a la población de todas las naciones involucradas.

Por otro lado, para mantener un conflicto en desarrollo es necesario disponer de grandes sumas de dinero, que cubran el transporte de los soldados, las municiones y el armamento, así como la alimentación de los grupos armados, es un factor que terminará por afectar la calidad de vida de los civiles en la nación.

El costo político que podría venir con la responsabilidad del dar el primer paso en el inicio de la guerra tampoco debe desestimarse, pues esa decisión perjudicaría la imagen de la nación, quizá por el resto de su historia.

Podemos sumar a ello como una guerra de tales dimensiones afectará la economía y el mercado global, además de representar una enorme amenaza para la seguridad internacional de los países cercanos a las zonas de conflicto.

Solución pacífica

Si bien en algunos momento una guerra entre Corea del Norte y EEUU parece la conclusión inminente, e incluso lógica, las consecuencias que podría tener este enfrentamiento, en especial si se llega al uso de armas nucleares, indican un futuro oscuro para todo el globo.

Es por todas estas razones que la mayoría de los expertos consideran que la solución inteligente no sería el inicio de una guerra, sino el esfuerzo conjunto por encontrar una solución pacífica.

Déjanos tus comentarios
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *