El cambio climático: ¿la razón tras los devastadores terremotos de México? 0

La Tierra es un planeta frágil y volátil, propenso a intensos cambios que pueden afectarla de maneras que apenas imaginamos. Un trágico recordatorio ha venido durante la temporada de huracanes del 2017, en la que Irma ha causado estragos en el Caribe.

Sin embargo, dos terremotos, uno de magnitud 8,2 y otro de magnitud 7,1, azotaron a un estupefacto México, enmarcando la desgracia de un huracán que dejó en pañales al temido Katrina del 2005. Se ha asociado muchas veces al cambio climático con los huracanes, pero ¿tiene algo que ver también con los movimientos sísmicos?

Explicación

Según Bill McGuire, del University College London (UCL), la idea de que el cambio climático está directamente conectado a eventos geológicos no es para descartarse.

Existe evidencia que sugiere que las alteraciones del clima pueden afectar (y lo hacen) la frecuencia de terremotos, erupciones volcánicas y reacciones en la superficie marítima, de acuerdo al portal New Scientist.

A pesar de ello, no tenemos aún un dato científico decisivo para ratificar que el cambio climático sea una causa directa de estos desastres naturales.

El consenso al que ha llegado la ciencia en general, no obstante, es que nuestro futuro podría no solo ser más caliente, sino también más turbulento a nivel geológico.

Un hombre carga alimentos en un carrito junto a edificaciones afectadas por el terremoto de magnitud 8,2 en el poblado de Ixtaltepec, Oaxaca (México).

Datos científicos

El detonante es el cambio en la masa del agua y el hielo alrededor del planeta. ¿Qué es lo que origina este cambio? Las variaciones climáticas.

La presión en el agua y el hielo sobre la corteza terrestre es enorme. Para tener una idea de cuánto, consideremos que un metro cúbico de agua pesa una tonelada. Aunque podrías pensar que no, la forma sólida del agua (el hielo) pesa un tanto menos: solo 0.9 toneladas.

Una diferencia aproximada de 100 kilogramos sonará a poco, pero cuando hablamos de cantidades exorbitantes de hielo derritiéndose y sumando peso a los océanos, no es descabellada la hipótesis de que esta descarga constante de agua pueda originar actividad sísmica.

Durante septiembre del año 2009, varios científicos se reunieron en la conferencia de Forzamiento Climático de Peligros Geológicos y Geomorfológicos en Londres, organizada por McGuire, y llegaron a una conclusión: el cambo climático puede afectar el delicado balance de nuestro mundo y desatar desastres geológicos.

No necesitas causar grandes cambios para ocasionar una respuesta de la corteza terrestre. Estos cambios pueden ser pequeños”. –Bill McGuire.

Un grupo especial de rescate de la Policía Federal participa en la búsqueda de personas aun con vida en medio de edificios colapsados tras el sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter que sacudió fuertemente el centro de México.

Conexión entre huracán y terremoto

Los huracanes Irma, Harvey, José y Katia quedarán como siniestros recuerdos en la mente de quienes tuvieron que lidiar con sus poderosos vientos, pero aquellos que también experimentaron el terremoto cerca de la ciudad mexicana de Chiapas se preguntan con incredulidad: ¿hay alguna conexión entre estas catástrofes?

La geóloga María José Jurado, del Instituto de Ciencias de la Tierra del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha dado una respuesta a esta interrogante.

Según ella, la razón detrás del terremoto de México es su ubicación, y no tiene nada que ver con el cambio climático o con los huracanes que se desplazan por el Caribe.

Como este terremoto ha habido muchos y habrá más porque México está en una zona de contacto entre placas tectónicas. Lo que no podemos predecir es cuándo y dónde ocurrirá el próximo”. María José Jurado.

Movimientos constantes

De acuerdo al portal web ABC, cada día se registran en México más de 15 temblores de magnitud superior a 2, solo que son casi imperceptibles. Esto se debe a que México es una zona de riesgo sísmico, en vista de que se ubica sobre cuatro placas tectónicas diferentes: Caribe, Norteamérica, Nazca y Cocos.

Por lo tanto, la inoportuna combinación de los huracanes y el terremoto quedaría únicamente en una desafortunada coincidencia.

No obstante, la ciencia ha sido clara y concisa, y el derretimiento glaciar podría estar contribuyendo activamente al aumento de la presión del mar sobre las placas tectónicas y causando movimientos telúricos.

¿Podrá el cambio climático originar una devastadora reacción en cadena de calamidades de la naturaleza? 

Déjanos tus comentarios
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *