2017, el año de los huracanes destructivos y las posibles razones detrás de ellos 0

En poco más de medio año, el 2017 ha demostrado que será memorable gracias a una “epidemia” de ciclones, que de acuerdo con la ciencia, no cesará.

Harvey, Irma, José y Katia son los nombres que resuenan en estos tiempos tormentosos, pues la temporada de huracanes de este año parece batir todos los récords establecidos, registrando fenómenos más potentes y mucho más peligrosos.

Pero la devastación podría aumentar, debido a que el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos prevé entre 14 a 19 de estos fenómenos atmosféricos para el final del período, en noviembre.

Sin embargo, lo peor de todo viene a futuro, pues los expertos ya están estudiando las causas detrás de esta frenética temporada de huracanes y el panorama parece ensombrecerse en años venideros.

Cambio climático

Debido a la fuerza y magnitud de estos huracanes una gran parte de la población está comenzando a creer en el cambio climático como la principal causa, un fenómeno ambiental que grandes empresas, corporaciones y el mismo presidente de EEUU, Donald Trump, descartan.

No obstante, aunque pueda parecer un pensamiento lógico, la realidad es que los estudiosos no pueden comprobar en un 100% que los huracanes de este año se deben a eso, aunque sí consideran que tiene gran influencia.

El cambio climático ha afectado las temperaturas de los océanos y las direcciones de las corrientes de aire en el planeta, algo que podría tener como resultado la creación de la tormenta perfecta.

Calentamiento de los océanos

De acuerdo con el profesor de Ciencias Meteorológicas de la Universidad Reading, Richard Allan, quien fue entrevistado por The Telegraph, este año se han registrado altas temperaturas en las masas oceánicas.

Allan explica que uno de los principales factores para la formación de huracanes son mares calientes, algo que tenemos de sobra este año, ya que se ha reportado una temporada especialmente calurosa, sobre todo en el Atlántico.

Según señala el profesor, el cambio climático y las acciones de los gases invernaderos han elevado dramáticamente las temperaturas del océano, haciendo más probable la aparición de huracanes.

Aumento del nivel del mar

Otro factor de gran influencia es el aumento del nivel del mar como consecuencia del deshielo en los polos.

Los científicos explican que mientras más se derritan los glaciales de los polos, más probable es que se formen huracanes, ya que el aumento del nivel del mar ocasiona cambios en los ciclos de las masas oceánicas.

En los últimos años, la rapidez con la que se están derritiendo los polos preocupa a los científicos, ya que grandes masas de agua que antes forman un solido hielo han comenzado a llegar al mar y también a evaporarse hacia la atmósfera, alterando los ciclos naturales del planeta.

Efecto invernadero

Este es probablemente el factor de mayor impacto, ya que es el responsable directo del resto.

Los gases y emisiones contaminantes a la atmósfera han comenzado a producir lo que se conoce como efecto invernadero, en el que el cúmulo de estos gases en la atmósfera absorben el calor emitido por la Tierra, irradiándolo de nuevo al suelo, lo que causa un drástico aumento de temperatura.

Este fenómeno es el principal responsable de la calidez de los mares y el cambio en las corrientes de aire del mundo.

Influencia actual

Si bien aún falta mucha investigación para asegurar que los huracanes actuales son producto del cambio climático, algo en lo que sí concuerdan los meteorólogos es en que su potencia se ha visto incrementada por estos factores.

De acuerdo con la Oficina de Metereología de EEUU, ya en 1967, 1980, 1995, 1998 y 2010 el mundo había visto tres huracanes simultáneos, pero es la fuerza de estos cuatro que ha causado mayor impacto.

Irma al llegar a categoría 5 y con vientos de 295 km/h durante más de 33 horas se convirtió en el primer huracán en permanecer con tanta potencia por tanto tiempo.

Miestras que Harvey consiguió el récord del huracán que ha producido mayores inundaciones, cuando Houston alcanzó 125,27 centímetros de agua.

Futuro tormentoso

Los científicos aún no están del todo seguros sobre cómo el cambio climático y todos estos factores afectarán a los huracanes en los años venideros, pues los modelos climáticos cambian con el tiempo.

Sin embargo, una gran parte coincide en que aunque quizá en el futuro inmediato no veamos una mayor cantidad de huracanes, es probable que sí se vuelvan mucho más potentes.

Fuentes consultadas: Vox, The Telegraph, NBC, Panorama, Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos

Déjanos tus comentarios
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *